Cuarto de hora después, el peculiar delantero del City volvió a dejar sin aire la pelota; pero, esta vez, con la pierna derecha. Esta vez, asistió Montolivo, que está aprendiendo al lado de un maestro como Pirlo, y Lahm se coló. El lateral validó la posición de Mario, que controló y fusiló a Neuer.

Tuvimos que esperar poco las maletas, y estas aparecieron casi seguidas. Las cargamos en un carrito, y nos disponíamos ya a salir del aeropuerto. Siguiendo por un pasillo con un montón de gente al fondo, con carteles con nombres de personas, o agencias de turismo, realmente, había muchísima gente, pero en el lateral a mi izquierda, aviste mi nombre en un cartel: ESTELLA LORENZO, ponía, además de otros nombres; me acerque a la chica, le hice una seal, y ella al llegar ya al final del pasillo, vino a nosotros y nos pidió que esperásemos ahí, que faltaban más personas..

Deben portarse bien, ser educados, cumplir con los horarios, con los objetivos. Son cosas no negociables. Fijate que es muy raro que Del Potro o Mónaco rompan una raqueta. Entramos en el monasterio. Los monasterios de Kosovo son templos pequeos pero rodeados de una zona ajardinada muy cuidada que crean un gran entorno de paz y sosiego. Estaba disfrutando del momento.

Sin embargo, la investigación de la consultora demuestra que el club espaol tiene todavía mucho camino por recorrer sobre todo en el mercado chino, donde está por detrás en popularidad no solo del United, sino también del Bayern Munich. Lo que pasó con el club madridista es que puso los ojos dentro del campo de juego, y no tanto fuera de él. Si uno piensa en la afición merengue, seguramente no dará la vuelta olímpica en la Plaza de Cibeles por un buen balance, pero mejores ratios le permitirían potenciar aún más, si lo desea, la plantilla de galácticos que hoy posee..

Según reveló The Wall Street Journal, el día del golpe, el gerente de la compaía de energía siguió órdenes recibidas por teléfono de alguien que creía ser su jefe y envió más de 220,000 (US$ 243.000) a una cuenta bancaria secreta en Hungría. La solicitud fue «bastante extraa», dijo el gerente al Washington Post, pero la voz era tan realista que sintió que no tenía más opción que cumplir con la orden. El engaado no sospechó nada y sólo sintió que algo estaba mal después de la tercera llamada, cuando el falso jefe solicitó una nueva transferencia..

Curso, los artículos adjuntos pueden encontrarse y cuestionarse en los links sealados más abajo. Es importante que ustedes mismos saquen conclusiones de acuerdo a lo que ven, leen, comentan e investigan. Nadie tiene la verdad absoluta, pero la experiencia por cierto que tiene algunas ventajas.

Deja un comentario