Lo primero se debe a que, como es bien sabido, el lbum se diagrama y se lleva al mercado cuando las selecciones todav a no han definido sus n minas, como bien lo sabe Hugo Galeano. En esta versi n tambi n se escogi a Alexis, pero en calidad de sacrificado para poder abrirle campo a Andr s Escobar, que no particip en la eliminatoria por estar recuper ndose de una lesi n. Desconsolado, a Alexis no le qued m s remedio que, suponemos, mandar comprar cajadas de monas a San Antonio del T chira y a Tulc n para tener la mayor cantidad posible de monitas con su cara por si acaso los de la papeler a da aban o embolataban la peque a l mina que, nos cuentan, mand a ampliar a lo que diera para despu s enmarcar..

Rezuma autenticidad e historia por cada grieta. Es más gótico que una peli de Batman (si se me permite la comparación). Y ese abandono parece deliberado, con ropa tendida bajo arcos romanos, que no se sabe exactamente porqué aún están ahí. [Los terroristas] Sienten que tienen que conquistar la Península Ibérica sí o sí, explicó un experto de la Ertzaintza en un curso organizado por el sindicato Erne. No tenemos constancia de que vaya a pasar nada. Pero eso no quiere decir que no se pueda producir [un atentado].

Conversamos con tejedoras, vendedoras, guardias y residentes del pueblo. De solo se hablaba en t de admiraci afecto, gratitud y respeto. Entre m humilde era la persona, m c y cercanas sus palabras hacia viene y se est un buen rato platicando con nosotros; tambi le entra a la chamba.

Cuando se habla de dibujantes eróticos el primer nombre que viene a la cabeza de inmediato es el de Milo Manara, probablemente el que mejor ha plasmado las caras de mujeres a punto de experimentar el éxtasis. Algo que para muchos, resulta infinitamente más excitante que hermosos y perfectos cuerpos. El Click o El perfume del Invisible son sus trabajos más universales, aunque últimamente parece haberse enganchado al Renacimiento con sus comics sobre Los Borgia o Caravaggio, repletos del erotismo que lo ha consagrado en este campo del dibujo.

Con un retraso de una hora (en el Prat había problemas con las pistas), llegamos a Liverpool sobre las 15h hora local con sol y sin una nube (milagro!!), al John Lennon Airport. La terminal de llegadas es muy pequeita, y sólo salir decidimos coger un taxi (típico inglés) para trasladarnos al hotel, que no nos quedaba muy claro como ir. Para otras personas, que sepáis que hay muchos autobuses de conexión al centro por 3 libras todo el día (para bus y tren) y tarda unos 45 Son el 80A y el 86A, entre otros, en la cabecera lo llevan muy claro detallado.

Deja un comentario