Una vez con el estómago lleno, fuimos a visitar el Museo de Historia Natural, famoso por sus dinosaurios de la entrada (y por la peli «noche en el museo»). Estaba todo él muy bien ambientado y nos produjo mucha mejor sensación que el británico donde los animales estaban todos amontonados. Una atención especial dedicamos a la prehistoria, donde hacen mención (como no hacerla) a los yacimientos de Atapuerca en Burgos..

Lo cierto es que Catalua vuelve al punto de partida, y a partir de ahora hay que esperar más fugas de empresas, menos crecimiento económico y más paro. La cuestión es si esto puede hacer descarrilar el buen desempeo que lleva la economía espaola. De momento, el mercado no descuenta grandes desastres.

El encuentro fue discreto y si bien River fue quien dominó la pelota y el terreno, quedó la sensación de que Boca tuvo la posibilidad más clara de llevarse la victoria, minutos antes del final, con un remate de Tevez que atajó Franco Armani. Terminado el partido, las declaraciones fueron coincidentes en el análisis pero quedaron muchas insinuaciones por detrás que habría que plantearse. El testimonio de Pratto es el más elocuente..

En estos días habremos engordado ya unos cinco kilos cada uno, pues gracias a Adrián y a Marta, hemos podido disfrutar de lo mejor de la comida local. Y no tan local, pues el viernes estuvimos en un buffet libre de sushi de donde salimos tambaleantes Agradecer la costumbre americana de poner siempre agua fría en las mesas cuando comes. Si te apetece, pides otra bebida, pero el agua está incluida en cualquier caso.

En la Medina, hay un montón de sitios donde comer barato y mas o menos correcto, pero desconfiar de los que estén vacíos en las horas punta de las comidas Restaurante Al Marsa, marina de Salé; cocina mediterránea espaola; aunque está considerado como una de las mejores mesas de la ciudad, para mi se queda en un «muy bueno» pues le falla algo el servicio y cuando está lleno, la calidad de la cocina baja pues aquello parece mas un «merendero» donde dar de comer a saco que un restaurante de un cierto nivel como pretende. Se puede acceder en coche y aparcar delante; con buenas vistas desde los ventanales de la sala o desde la terraza (ideal si el tiempo lo permite y no está llena); pescado, marisco, arroces y tapas del chef espaol; servicio de escuela que a veces flojea y carta de vinos excelente a precios en consonancia; en resumen, para disfrutar en un marco incomparable en Rabat si olvidamos el meneo que recibirá la tarjeta de crédito, (aunque en algunas guías digan que se puede cenar por 250 mad por persona en plan de picoteo compartiendo platos, lo que podría ser, la realidad es que hay que contar a partir de 500 mad por pax si uno quiere comer algo de marisco o buen pescado y cenar con vino, sin hacer excesos ni pasarse con las copas).Restaurante Picolos, en 146, Ave Mohamed VI; de propiedad y cocina francesa, es un excelente restaurante con terraza exterior ajardinada y con sombra; buena carta, incluidos vinos (tienen hasta jamón con melón claro que jamón no es jabugo espaol); 400 mad (38 E) por persona de media con vino, postres y propinas incluidas sin excesos viene a ser la media. Facil aparcar pero no delante mismo en plena Avenida sino en la calle lateral entrando por la gasolinera o en la misma gasolinera que hay al lado.Restaurante Matsuri, Av Mohammed VI, uno de los mejores, sino el mejor japonés de la ciudad; para amantes de este tipo de cocina; sito muy cerca del Picolos con una entrada un tanto escondida al lado de la gasolinera de Shell, que fácilmente uno se salta si no conoce (y aún conociendo); el servicio es excelente, así como el trato; mesas en torno a barra circular giratoria donde uno va tomando los platos que le parezcan; cocina abierta de cara al público, precios en función de los platos (colores) marcados en carta y carta de platos calientes; servicio de alcohol (que se suspende en ramadán); En cuanto a precios, con unas cervezas o un poco de vino la media no baja de 350 mad por pax,(32 )Restaurante Le Dhow, un barco atracado en la corniche de Rabat a los pies del túnel de los Oudayas, lado norte enfrente de la Medina y de la puerta de Bab El Marsa; parking delante, vigilado con barrera en el acceso y de pago (5 dhs); restaurante normalito a precios moderados, con cocina franco italiana, donde lo mejor es el barco y su situación con unas excelentes vistas; también funciona como local de copas por la noche, y como bar para tomar una buena cerveza y picar algo a mediodía o por la tarde.

Deja un comentario