Tal vez ésta también sea una de las razones por las que Juan siente adoración por su hermana menor, Julieta, para quien el primer título del Flaco en Stuttgart, el ao pasado, ya era suficiente regalo para sus 15 aos. Sin embargo, Delpo no dudó un instante luego de vencer al francés Richard Gasquet en la final: anunció que el Mercedes Benz SLK 350 blanco que se había ganado sería para July. Es, sin dudas, su debilidad, su protegida durante las contadas jornadas en su tierra, cuando disfruta de las comidas de mamá las mejores del mundo, claro y cuando se sienta a conversar con papá la dirección de los próximos pasos..

Hay puntos negros de robos en la ciudad a evitar (como la famosa Plaza Garibaldi), pero tomando tus precauciones te puedes mover por DF sin bajar nunca la guardia. Yo he pateado sola DF y viajado en transportes públicos y no he tenido ningún problema. Lo que no haría por ejemplo sería alquilar un coche (rentar un auto que dicen allá) porque algunas entradas a la ciudad son muy peligrosas; evitar tambien caminar solo por la ciudad ya de noche porque se ve un percal poco recomendable..

La victoria habría tapado todas las miserias. A esta hora, todos estaríamos hablando de la epopeya argentina, de un logro histórico para el deporte nacional. Destacaríamos la primera Copa Davis para el tenis argentino, la impresionante recuperación tras el 1 2 del sábado y el excluyente protagonismo de David Nalbandian en el quinto punto ante Feliciano López.

Frida se vuelve un ícono, una leyenda, «La Virgen de los Abortos», como le dice Monsiváis. Hoy, con ayuda de Hollywood, hemos llegado más lejos: se divulga por Internet una nueva religión: el kahloísmo. «Adorarás a Frida como a una Diosa verdadera. Los autobuses salen cada hora de la estación con dirección a Karlovy Vary. Podeis coger el billete de ida y vuelta que cuesta alrededor de 10 euros por persona. En el billete os pondrá la plataforma de salida del autobús desde la estación de Florence.

Lo primero que vimos fueron las ruedas de oración y muchos tibetanos dándole la vuelta en sentido de las agujas del reloj. Haciendo la kora, y nosotros empezamos a hacerla tambiénAl principio todos nos adelantaban porque van muy rápido, pero poco a poco fuimos cogiendo el ritmo. Durante el camino vimos a otros tibetanos que la iban haciendo arrodillándose cada tres pasos..

Aprovecho a comentar el tema de los precios. En Canadá tienen la incómoda costumbre de marcar el precio de los cosas sin incluir los impuestos, por lo que al cobrarnos nos van a aadir un porcentaje en concepto de tasas, que en Ontario es del 13%. Si además estamos en un restaurante, bar, o establecimiento donde nos sirve un empleado, a eso deberemos aadir la propina, o «tip», como se llama allí, que es prácticamente obligatoria porque forma parte de su sueldo.

Deja un comentario