Clodio y Pescenio rehusan aceptar al nuevo emperador, obligando a Severo a iniciar una guerra civil que se iniciará con el aplastastamiento de las tropas de Pescenio en Issos en el 194. Con Clodio no obstante, Severo logró pactar in extremis un nombramiento de César y un consulado, manteniendo de esta forma a las magníficas tropas de Clodio en stand by. Este frágil acuerdo quedo sin efectos tras la victoria de Severo contra los partos, donde el emperador declaró a Clodio enemigo de Roma aplastándolo finalmente en Lyon..

Jesús Navas, el «duende de Los Palacios», se forjó en la cantera del Sevilla FC, donde Joaquín Caparrós decidió darle la oportunidad de debutar con el primer equipo en la temporada 2002 2003. Eléctrico, incansable, con gran desborde y buenos centros, el palaciego se hizo una pieza clave en el conjunto de Nervión. Superó sus problemas de ansiedad en el inicio de su carrera para acabar disputando un Mundial y una Eurocopa con la selección espaola que le catapultarían a nivel internacional, al margen de los títulos nacionales y europeos que ganó con el Sevilla FC.

El trofeo ya tenía duea. Poco a poco, como debía haber ocurrido de inicio, Ostapenko (que sumó 35 winners y 45 errores no forzados) se expandió en gestos de desesperación, mandó largos sus peligrosos raquetazos, perdió todos los largos intercambios y abandonó la batalla. Suárez pudo disfrutar de su primer éxito de peso y empezar a encarrilar una temporada que apunta maneras: sus cuartos de final en Australia fueron un paso, este otro muy grande, la tierra batida le espera con ansias..

Efectivamente, ni la mitad de la mitad. Es uno de esos sitios a los que las fotos no hacen justicia. Definitivamente en el top, pero también en el top de más caros. Podía haber pasado algo parecido como lance del juego, y entonces qué estariamos diciendo? Es que a mí también me parece lo que tú dices, que el abucheo masivo es a raíz de la decisión del árbitro. No quiero faltar a nadie, y menos aún atentar contra el espíritu del artículo (que me parece un buen artículo), pero estoy un poco cansado de las alabanzas que se hacen continuamente al seorío británico en el deporte, que desde mi punto de vista es más tradición y pijerío que otra cosa en muchos casos. En mi opinión es un concepto bastante sobrevalorado, y si bien no niego que los mediterráneos estamos mucho más asilvestrados cuando nos sueltan en un recinto deportivo, veo partidos de fútbol de la Premier y también hay piscinazos, protestas y pérdidas de tiempo.

Deja un comentario