Queríamos ir al Lotus Café. Nos habíamos bajado una app, Grab, que es tipo Uber y la idea era ir al restaurante con ellos, porque es un paseo de más de 20 minutos, pero después de solicitarlo, nos llamó el conductor para decirnos que no podía ser porque no les dejaban entrar en el centro, así que tuvimos que ir caminando. El Café Lotus es super chulo, al borde de un estanque de lotos, por cierto también tiene otra entrada si quieres ir a visitar solo el estanque.

El portavoz de Cs, Ignacio Aguado, trasladó ayer al presidente de la Cámara su apoyo a la investidura de Ayuso, aunque advirtió de que serán leales a un ejecutivo de coalición, pero no cómplices si hay corrupción. Aguado dijo que no se arrepiente de haber firmado un acuerdo de investidura la pasada Legislatura para hacer presidenta a Cristina Cifuentes, al igual que tampoco de haber pedido su dimisión tras el caso máster, tras conocer que la Fiscalía Anticorrupción pida la imputación de las ex dirigentes madrileas Cifuentes y Aguirre por la presunta financiación ilegal de su partido. Permitimos poner en marcha un Gobierno con controles, dijo..

La festividad discurre entre purpurinas, llamativos colores y curiosos disfraces pero, sobre todo, bailes cuando cae la noche, sambas y mucha diversión. Los desfiles callejeros recorren el país de punta a punta y los escenarios al aire libre causan sensación entre todos aquellos que se dejan deleitar por el espectáculo. Desde el mes de febrero hasta el de marzo, Montevideo es el epicentro de esta exhibición de música y color, aunque el país entero está de celebración..

En pocos kilómetros nos incorporamos a la Autopista. Aviso para navegantes. De camino a Atenas pasamos por 8 peajes. «El Ayuntamiento remodeló el edificio en plena calle Alcalá. Después lo vendimos por un precio inferior al de mercado, para acto seguido pasar a alquilarlo por un precio superior. El precio medio de la zona, 16,6 euros por metros cuadrado, frente al que pagamos aquí, 28,37, resulta en un sobrecoste es de más de un millón y medio de euros.

Uno de esos cuerpos pertenecía a Abdirahman Mohammed Abdullahi, un chaval que había estudiado derecho en la Universidad de Nairobi. «Era una buena persona», asegura Hassan, un amigo del yihadista fallecido. Era una buena persona que tuvo la sangre fría de torturar a sus víctimas antes de asesinarlas en un ataque en el que murieron 148 estudiantes.

Pero por supuesto que no. Tal vez las diferencias sociales y culturales se fueron atenuando producto de la globalizacion, pero sigue habiendo una barrera, diria que es mas producto del resentimiento. Lei por ahi que segun una encuesta que tanto los que viven en el interior como los porteos se veian muy negativamente mutuamente.

Deja un comentario