La previsión de mal tiempo adelantó la jornada decisiva, que se jugó de tres en tres. Tiger compartió duelo estelar con Tony Finau y un Molinari que ya cortó las alas al americano en ‘The Open’. El italiano, golfista de moda el ao pasado, cedió ‘doble bogey’ en los hoyos 12 y 15.

Será una final impensada para la gente de Adidas, que antes de la Copa del Mundo apostó todas sus fichas a la clasificación de la Argentina y de Francia para el cotejo decisivo, pero. Los dos principales candidatos para ganar el título fueron eliminados en la primera rueda y cuando la firma alemana pensó lo peor, el seleccionado de su país le salvó la ropa, y de qué forma. Nadie daba un peso por los alemanes, pero allí estarán, regalándoles una sonrisa a los hinchas y, obviamente, a los gerentes de Adidas..

Y el show que probablemente mas nos gustó fue este. En él se recrean persecuciones de película (literalmente), saltos, vehículos ardiendo, disparos y también desvelarán algunos trucos que se utilizan para rodar este tipo de escenas. Si como nosotros sois amantes del mundo del motor.

Solo deciros que ha salido todo a la perfección. El servicio ha sido exquisito, la atención inmejorable y la coordinación de todo perfecta. Govinda es una persona encantadora y nos ha llevado a todos los lugares que teníamos previsto y a otros que por la ruta realizada nos ha recomendado parar a ver.

Keniata y aún ordeador de vacas Dennis Kimetto, en Berlín 2014 (2h02m57s), aunque es un tanto escéptico sobre la posibilidad de correr debajo de las dos horas antes de 2019. Afirma que Bekele posee una tirada mayor en los últimos kilómetros, que está en excelente forma y que todavía tiene posibilidades de llegar a Tokio 2020, con 38 aos. Bekele forma parte del proyecto.

Solo una de las anónimas y traumatizadas denunciantes admite haber tenido relaciones sexuales con el tenor y lo hizo, agárrense que vienen curvas, porque «Cómo le dices no a Dios?». A mí, que una mujer adulta reconozca de esta manera que no supo decirle que no a alguien por su estatus, me suena más a erótica del poder o a incapacidad para gestionar sus propias emociones que a otra cosa. Y entiendo que si la otra parte no recibe un NO, ni una sola seal de que aquello que está ocurriendo debería cesar, piense que lo que sucede entre adultos es consensuado y plenamente consentido.

José Cotrina es del barrio Los Barracones del distrito de La Esperanza, en Pisco y que, tras jugar en el Atlas de su localidad natal en 2009, se enroló en el club blanquiazul en 2010. «Soy volante de contención, pero tengo juego. Así como recupero también sé entregar con criterio.

Deja un comentario