En esta ocasión, juega a favor del Bara y De Jong que a los dos los viste la marca estadounidense. Por ese motivo, por ejemplo, la multinacional le ha pedido a De Jong que luzca su nombre de pila en la camiseta (Frenkie) en vez de utilizar el apellido (De Jong). «No estoy seguro de hacerlo», afirmó el propio futbolista hace unas semanas..

Nadal es además uno de los pocos tenistas que se han manifestado a favor del nuevo formato de la Davis, impulsado por Piqué: «Hay que darle una oportunidad». Declaró a finales de la temporada pasada. «Se tiene que dejar de decir ‘la Davis de Piqué’.

Cuando sale del entrenamiento se mete dos horas en el gimnasio, y después no perdona la piscina. No bebe, sigue una dieta estricta, duerme entre diez y doce horas al día. Eso no le pone a la prensa rosa», explica un periodista deportivo.. «Siempre agradezco mucho a mis compaeros porque eso fue lo que más me ayudó. Desde que llegué al vestidor me acuerdo de verlos muy unidos. Desde que llegué a Chivas lo primero que me di cuenta es que todos los jugadores están muy unidos y creo que así es mucho más fácil entrar en un equipo.

Así lo explica Toa Is, seleccionadora nacional de las categorías inferiores y nominada al premio The Best como mejor preparadora. Yo estoy formada para entrenar a futbolistas. En mi diploma no pone que sea entrenadora de fútbol femenino ni he cursado nada distinto.

Y ni Camps ni Costa tienen ningún ticket o factura, algo que todo el mundo sabemos que cuando compramos algo nos lo dan. Nada me agradaría más que comprobar que en este pais el que la hace la paga. Espero vivir lo suficiente para ver que este axioma funciona también en Espaa.

Pero, siguiendo con esto de los cambios, ahora esos muchachos no son los únicos con los que Juan Martín se da. El dice que cuenta entre sus amigos a quien era un ídolo personal, Martín Palermo, el legendario delantero de su amado Boca, el equipo que va a ver sin falta, como cada una de las contadas veces que el Tour le permite recargar energía en el país. Emanuel Ginóbili lo saluda y reconoce sus logros.

La lesión no ha pasado desapercibida para muchas de las estrellas de la NBA. Algunas han aprovechado para criticar el sistema de la NCAA por lo injusto que resulta para los jugadores. Se trata de una liga que mueve mucho dinero, no en vano se llegaron a pagar 2.500 dólares por una entrada para el duelo entre Duke y North Carolina, y los ingresos por derechos televisivos no tienen nada que envidiar a otras grandes ligas.

Deja un comentario